Julio 24, 2024

Gobierno egipcio prohíbe transmisión de imágenes de protestas populares

5401217759_e648663460

5401217759_e648663460Una orden emanada por parte del Gobierno de Hosni Mubarak prohibió a la cadena árabe Al Jazeera que transmitiera imágenes e información sobre las protestas que se mantienen en Egipto contra el mandatario. Asimismo, impidió a la multiestal teleSUR grabar imágenes de lo que acontece en la Plaza Tahrir, punto central de las concentraciones que este domingo cumplen su sexta jornada.

 

 
El enviado especial de teleSUR a El Cairo, Reed Lindsay informó este domingo que “el Gobierno de Mubarak dio la orden de que medios de comunicación social no cubran lo que está pasando en las calles (…) Mucha gente ha estado siguiendo todo lo que está pasando en el país a través de la prensa”.

“Hay una información que se ha podido conocer y es que Al Jazeera ya no va a poder transmitir desde Egipto (…) La cadena se fue con todo su equipo”, indicó el reportero.

Comentó que “a nosotros también nos impidieron la salida con nuestros equipos para grabar imágenes de la Plaza Central de El Cairo. Logramos regresar al edificio donde nos encontramos”.

“No se sabe qué autoridad del Gobierno ha dado la orden de que los medios no transmitan más información. Lo que se sabe es que la orden viene de lo alto”, dijo.

La abogada Isabel Frangie manifestó en entrevista para teleSUR que el Gobierno de Hostin Mubarak “no quiere que se refleje la realidad que sufre el pueblo egipcio”.

“Por eso es que el Gobierno de Mubarak le prohíbe a cadenas como Al Jazeera y a teleSUR mostras las imágenes de lo que está pasando” en Egipto.

Por su parte, el corresponsal de Prensa Latina en Egipto, Ulises Canales, señaló que la administración de El Cairo puede volver a cercar las comunicaciones en el país árabe.

“Es una decisión que ha tomado el Gobierno para evitar que se vuelva a hacer comunicación por redes sociales”, indicó.

“Se pueden mantener las comunicaciones a través de los medios móviles”, agregó.

Canales reportó que aviones militares sobrevolaron el centro de la capital egipcia y pasaron sobre la plaza Tahrir, donde se concentran la mayoría de los manifestantes, a pocos minutos de que comenzara el toque de queda impuesto por el Gobierno de Mubarak.

El canal de televisión, fundado en 1996 por decisión de Qatar, ya ha tenido problemas con otros gobiernos árabes.

El mandatario yemení, Alí Abdalá Saleh, en el poder desde hace 32 años, había pedido al emir Hamad Ben Jalifa Al Thani que interviniera a Al Jazeera para evitar “la provocación, la falsificación de los hechos y la exageración” sobre manifestaciones que ocurrína en Yemen.

 

Los opositores de la cadena televisiva afirman que ésta actúa supuestamente como “caja de resonancia de las ideas islamistas más radicales y que carece de imparcialidad”.

Al Jazeera también fue suspendida en octubre en Marruecos y tuvo problemas en Jordania y Bahréin.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.