Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Una manifestación en el centro de Santiago reunió este martes a un grupo de personas que llamaron a boicotear el consumo de carne de origen brasileño por el enorme daño que la crianza de ganado provoca a la selva por la tala masiva de árboles para el cultivo de forraje.

 

El capitalismo ha entrado en una fase de descomposición que hace imposible, si quiere mantener la tasa de ganancia, garantizar la reproducción de la vida en condiciones dignas.

 

Cerca de 79 mil incendios en la Amazonia, principalmente en Brasil, Bolivia e importantes áreas de Paraguay, han avanzado por semanas, quemando más de un millón de hectáreas de bosque tropical y arrasando territorios indígenas, muchos de los cuales habían sido invadidos legal o ilegalmente por la ganadería, la agricultura industrial y la minería. Hay un millón 500 mil habitantes de comunidades indígenas que están amenazados o ya sufriendo los impactos de esta grave crisis que está devastando amplias regiones amazónicas, su fauna, flora y diversidad biológica única.

 

Dos firmas brasileñas propiedad de uno de los principales donantes a las campañas del presidente estadunidense, Donald Trump, y del líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, son en gran medida responsables de los incendios en la Amazonia, informó ayer el portal The Intercept.

 

Planeta en llamas

Agosto 29, 2019
 Al envalentonar la codicia de ganaderos, granjeros, agribusiness y de la minería, anunciando la desregulación ambiental, anulando el reconocimiento de los territorios indígenas donde la desforestación es mucho menor al resto de la Amazonia, o anunciando que fusionaría el Ministerio de Medio Ambiente con el de Agricultura, dominado por ese sector, Jair Bolsonaro decretó el fin de la lucha contra la deforestación amazónica. Con Lula (2003-2011) la desforestación cayó 83 por ciento; intensificándose ahora junto a una inusitada explosión de incendios forestales desatados para limpiar y ampliar terrenos agrícolas y ganaderos. Bolsonaro también decidió acompañar a Trump en su omnicida negacionismo climático, alentando la depredación de la mayor y más biodiversa selva tropical del mundo, donde se concentra 12 por ciento del agua dulce del planeta y una tercera parte de las especies vivas. Es un bienvenido sumidero del dióxido de carbono (CO₂) que calienta al orbe.
 
 
Página 1 de 3

Galería de Entradas

Organizaciones vigilantes ante votación del Senado al proyecto de ley de glaciares

La contrarreforma tributaria de Piñera o cómo hacer más ricos a los ricos

Los Tigres del Norte impulsan el voto latino ante la escalada antimigrante en Estados Unidos

Bolsonaro arremete contra la cultura y las artes en Brasil

Los restos del tirano Francisco Franco del Valle de los Caídos van a una cripta familiar

Colegio de Periodistas: las cartas que rompieron la censura pinochetista

América Latina es responsable del 20% del despedicio mundial de alimentos

Tribunal Constitucional declara admisible requerimiento de Corte por caso de profesora que demanda el retiro de sus fondos de AFP

España: El fallo del proceso y la judicialización de la política