Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha
Redes sociales y Medios

Redes sociales y Medios (15)

El Consejo Metropolitano del Colegio de Periodistas, sacará a la luz pública  el relevante rol que jugó en romper el cerco informativo impuesto  -a sangre y fuego- por la dictadura pinochetista, durante muchos años de la vida del país. La historia de cómo  y qué hicieron los/as periodistas para lograr su objetivo recobrará vida  en  el primer encuentro periodístico, académico y de Memoria. La actividad tendrá lugar en la Escuela de Periodismo, de la Universidad de Chile, el 18 de octubre, a las 10:00 horas, en el Auditorio Jorge Müller. (Ignacio Carrera Pinto 1045, Ñuñoa)

 

Galy Chávez, ha sacado a la luz pública – a través de www.elclarin.cl – hechos de corrupción ocurridos en el municipio de Pirque. 

 

Durante la semana pasada los flujos de información giraron en torno a la Cumbre de Acción Climática y la participación de la activista Greta Thunberg, que desató torrentes de comentarios en las redes sociales y animó  a la participación de millares del trolls por el mundo, comenzando por el jefe de todos, que le dedicó un mensaje con su habitual y sórdida ironía. No era necesario y tampoco muy cortés que el hombre más poderoso del planeta le escribiera de ese modo a una adolescente. Pero es un detalle mínimo entre el torbellino de hechos y contenidos que hemos de contener en estos días.

 

La Corte Suprema acogió un recurso de protección y ordenó al Diario La Tercera rectificar la publicación de una noticia del año 1973 en la que se vinculó a dos ejecutados políticos a un hecho delictual.

 

Han tenido que pasar 46 años para poder leer sobre una manifestación como la del miércoles 11 de septiembre pasado en los patios de El Mercurio. Casi un centenar de periodistas de este periódico conservador y golpista hicieron uso de uno de los principios básicos de esta profesión, como lo es la libertad de expresión. Por primera vez en 46 años los redactores de este consorcio decidieron manifestar su molestia por la línea editorial del periódico, el que décadas después del golpe de estado no altera una justificación que es también elogio. Y todo eso salió en El Mercurio.

 

La publicación de un documento inserto a página completa que halaga al golpe y a sus ejecutores, un texto que desde las primeras horas ofendió al país por su carácter festivo y abiertamente humillante hacia las víctimas, provocó al interior del diario la reacción indignada de sus trabajadores y trabajadoras, algo que tiene y tendrá una condición memorable para el presente y futuro pero que debió haber ocurrido décadas atrás. El Mercurio no ha alterado un ápice su línea editorial a favor de la dictadura, la que expresa de forma diaria y permanente. Esta persistencia, esta intensidad en la defensa de la oligarquía y el gran capital, del orden conservador y de la insistencia obsesiva de reforzar la imagen histórica de la dictadura bajo sus intereses, acotaron el proceso de transición post dictadura bajo el trazado diseñado por Pinochet y sus asesores civiles. La historia de Chile a partir de 1990 ha sido escrita en las páginas de El Mercurio y guiada por sus columnas y editoriales.

 

Es por ello que la valiente acción de estos periodistas constituye un acto que debe ser destacado. No es lo mismo trabajar para una empresa de servicios financieros, por poner un ejemplo, para una industria manufacturera, por mencionar otro, que para una que elabora elementos simbólicos de tan alto impacto. El trabajador, en este caso el periodista, conoce los procesos de elaboración de unos contenidos que cada día serán insumos para que la población interprete la realidad.

 

Podemos entender el temor de otros periodistas que trabajaron en este medio durante los oscuros años de la dictadura bajo la mirada de los organismos del estado y los agentes de inteligencia.  Aquellos que conocían cada día las mentiras que salían en esas páginas mientras los agentes de la dictadura paseaban por las noches bajo toque de queda. Pero desde 1990 el país ha vivido una transición y El Mercurio ha mantenido aquella misma línea editorial basada en las falacias y en la persistencia de una línea editorial pinochetista y negacionista pese a todos los testimonios, investigaciones y crímenes de lesa humanidad.

 

Decimos que desde las páginas de El Mercurio, de las mismas que armaban las falsedades periódicas de la dictadura, se diseñó la transición. Un periodo lleno de temores e intereses espurios que llevaron finalmente a la entrega de la clase política a la pauta establecida por las elites en torno a este diario. Durante este periodo, lamentablemente, los periodistas fueron los portavoces de estas elites y se sumaron a elogiar ese excluyente proceso. La transición, bien sabe cualquier observador, periodista, activista y hasta algún que otro ciudadano, ha sido un periodo (no tenemos muy claro si ha terminado) de consensos entre las elites que ha dejado de lado, hasta el día de hoy, a gran parte de la ciudadanía, la ruralidad y los territorios.

 

 

La acción de protesta de esta generación de periodistas hay que comprenderla en  la nueva realidad de las comunicaciones. Aunque este consorcio sigue escribiendo la agenda pública, que sigue cada día la clase política y las elites, se ha convertido en un espacio comunicacional que se comporta como un bucle y rara vez trasciende al resto del país. El Mercurio ha perdido el peso que gozaba hace décadas fragmentado por otras fuentes de información y por las redes sociales. No escribe la agenda pública del país y sus intentos son forzados y extremos. En esta nueva escena apareció el infame inserto firmado por una ultraderecha que es expresión de un sector minoritario, afortunadamente, que sólo puede controlar el país a través de la coerción y la mentira a través de sus medios. Y en esta nueva escena también emerge y se expresa esta nueva generación de periodistas, menos temerosos y más honestos.

 
 

 

Que esta acción sea masiva y permanente.

 

PAUL WALDER

 

Twitter suspendió la cuenta del diario Granma en esa red social, justo cuando se disponía a compartir medidas del gobierno ante la coyuntura energética que vive el país como consecuencia del recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos, denunció hoy ese rotativo.
 

La periodista Mónica González Cubillos recibirá el Premio Nacional de Periodismo 2019, transformándose así en la sexta mujer en recibir dicho reconocimiento.

Los medios de comunicación preponderantes son empresas comerciales que dan trabajo a periodistas que se orientan por los intereses de los dueños.

 

El enviado especial de Naciones Unidas contra la tortura, Niels Melzer, advirtió que Julian Assange corre riesgo de ser torturado en caso de extradición a Estados Unidos, donde sería procesado por difusión de documentos gubernamentales clasificados, se conoció hoy.
 

Los mismos que nos entretuvieron con el gato, el patinete y la suciedad en los pasillos de la embajada, han ignorado voluntariamente el informe del relator de la ONU sobre la tortura sicológica y persecución de nuestro disidente encarcelado número 1

 

Página 1 de 2