Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Desde Nueva York se lanza hoy la huelga mundial sobre el clima Destacado

By David Brooks (La Jornada) Septiembre 20, 2019 389 1 comentario
Manifestación en Melbourne, Australia Manifestación en Melbourne, Australia A. Ratnayake Getty

Miles de jóvenes, entre ellos la invitada de honor, Greta Thunberg, y adultos convidados participarán en la Huelga Climática Global este viernes con una marcha por el antiguo centro de Nueva York, a la par con más de 5 mil acciones parecidas en 150 países, en lo que los organizadores llaman la movilización sobre el clima más grande de la historia, todo como parte de una creciente rebelión por el futuro del planeta.

 

Aunque las huelgas por el clima se han realizado durante el último año –inspiradas por la inicial acción solitaria de Thunberg hace un año, de abandonar su escuela cada viernes para pararse frente al Parlamento sueco y exigir acción de los políticos– con actos internacionales que llegaron a incluir a cientos de miles (la última internacional masiva fue en mayo), en esta ocasión los jóvenes invitaron a los adultos en una carta abierta publicada en The Guardian, para que “todos desencadenemos la resistencia masiva… si nos importa, tenemos que hacer más que sólo decirlo. Tenemos que actuar”. ( https://www.theguardian.com/ commentisfree/2019/may/23/ greta-thunberg-young-people-climate-strikes-20-september ).

 

La respuesta ya es inédita: decenas de miles de científicos se han sumado a la acción, casi mil empleados de Amazon suspenderán su trabajo este viernes para acompañar a los jóvenes, la empresa de cosméticos Lush, la de ropa Patagonia y la de helados Ben & Jerry’s cerrarán sus puertas para que sus trabajadores participen. Granjeros en alianzas nuevas con ambientalistas asistirán por igual. En Nueva York, el Departamento de Educación anunció que no marcará ausencias si algunos de los más de un millón de estudiantes en las escuelas públicas de la ciudad abandonan clases para asistir a la marcha, y más de 600 médicos y trabajadores del sector salud elaboran una nota médica dando permiso a cualquier joven de faltar a la escuela, con el argumento de que la crisis ambiental es una emergencia de salud. Anunciaron que más de 6 mil portales y empresas digitales apoyarán la huelga.

 

La cara y voz más visible del movimiento internacional encabezado por jóvenes sobre el clima es la estudiante sueca Greta Thunberg con su iniciativa de Los Viernes por el Futuro (https://www.fridaysforfuture.org), pero el mosaico es mucho más amplio; abarca desde agrupaciones de desobediencia civil a cabildeo en el Congreso y campañas para enfrentar al sector de hidrocarburos y sus vínculos con el sector financiero.

 

Entre las nuevas expresiones está Extinction Rebellion (https://rebellion.earth), que realiza acciones de desobediencia civil a veces espectaculares para presionar por acción de los políticos y empresarios sobre el cambio climático y lo que científicos dicen es la sexta extinción masiva ya en curso en el planeta.

 

El Sunrise Movement está trabajando dentro del sistema político, impulsando cambios legislativos respecto del cambio climático. La iniciativa de más alto perfil en que ha colaborado este movimiento, en coordinación de la congresista Alexandria Ocasio-Cortez y el senador Ed Markey, con el apoyo de más de 100 legisladores, entre ellos el candidato presidencial Bernie Sanders, es conocido como el Green New Deal (https://www.sunrisemovement.org/gnd).

 

La organización civil 350.org, tal vez la primera en enfocarse especialmente en el cambio climático, está ejerciendo un papel clave al compartir su experiencia e infraestructura para apoyar esta movilización, entre otras cosas (https://350.org). A la vez, organizaciones ambientales como Greenpeace y el Sierra Club colaboran y apoyan estos movimientos también regenerando sus propias filas.

 

Uno de los frentes comunes es una campaña sostenida contra las empresas del sector de hidrocarburos, tanto en acciones públicas que demandan limitar y finalmente abandonar la extracción y producción, como a través de presión al sector financiero para frenar la inversión en esas actividades. En ejemplos del creciente poder de estas campañas, el fondo de inversiones de miles de millones de dólares del sistema universitario público de California acaba de anunciar que dejará de invertir en el sector, activistas dicen que esto se suma a otros aquí y en otras partes del mundo que han desinvertido cientos de miles de millones en esta área. Por otro lado, recientemente los ejecutivos de la OPEP declararon que el movimiento por el cambio climático representa una amenaza real a los intereses petroleros.

 

Esta semana, activistas jóvenes participaron en la primera Cumbre de los Pueblos sobre Derechos Humanos y Cambio Climático, convocada conjuntamente por Greenpeace y Amnistía Internacional en Nueva York, como parte de los preparativos para la cumbre sobre el clima que se realizará el lunes en la Organización de las Naciones Unidas.

 

También hay nuevas coaliciones. Los jóvenes estarán acompañados este viernes por activistas de la diáspora puertorriqueña, marcando el segundo aniversario del huracán María, que devastó esa isla caribeña, así como por representantes de comunidades y naciones indígenas estadunidenses y de otras partes del mundo, en reconocimiento de los primeros ambientalistas.

 

Junto con ellos participarán maestros, pequeños comerciantes que cerrarán sus tiendas, chefs cuyos restaurantes ofrecerán alimentos a los activistas, líderes religiosos protestantes, católicos, judíos, musulmanes, budistas, artistas, músicos y sindicalistas.

 

Lo que todos tienen en común es algo que comparten con el resto de la humanidad: un creciente temor de que el calentamiento global esté fuera de control y que necesitamos actuar con una rápidez notable para mantener la esperanza de llevar a nuestra civilización por este siglo, escribe Bill McKibben, cofundador de 350.org, en Truthout.

 

Los organizadores señalan que las marchas de hoy son sólo el inicio de una semana de acción en todos los continentes al realizarse la Cumbre sobre el Cambio Climático y el arranque de la Asamblea General de la ONU esa semana. (https://globalclimatestrike.net)

 

De pronto hay esperanza en el futuro; estará en las calles este viernes.

Valora este artículo
(1 Voto)