Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

El pinochetista Piñera

Septiembre 09, 2019

No queda duda que aquel gesto de cerrar el penal cordillera y hablar de cómplices civiles/pasivos formó parte de una puesta en escena para salvar la pesada conciencia de su padre que luego de firmar la carta de los Trece del PDC condenando el golpe militar no tuvo la consistencia para mantenerla. Llamó para que lo borraran de aquel documento que salva a unos cuantos y del que muchos han tratado de colgarse para evitar la condena de ser aquellos que fueron a golpear las puertas de los cuarteles.

 

La derecha, en sus diversas manifestaciones, usa y abusa del Tribunal Constitucional (TC), ya sea para mantener su orden moral sobre la población como su control político y económico. Lo ha hecho cuando ha sido oposición y con mayor razón lo sigue haciendo en el gobierno. Persiste, hasta haber convertido aquel tribunal en un anexo del Poder Legislativo, en un recurso final y seguro para sus intereses y su institucionalidad. Todos los proyectos, ideas y hasta comportamientos, viven bajo la amenaza de esta local inquisición.

 

“Son mis principios, si les gustan, tengo otros” (Goucho Marx)

 

Si alguien se detiene a resumir, así sea sucintamente, el itinerario de Sebastián Pinera Echeñique, nada más adecuado que citar la frase de Goucho Marx.

 

El gobierno apelará a la Corte Suprema por el fallo del Tribunal Ambiental de Valdivia que anuló la autorización del proyecto Tronaduras de Mina Invierno en la Isla Riesco, en Magallanes, Patagonia chilena. El Tribunal decidió anular la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) que había autorizado las faenas de extracción de carbón al proyecto minero de los grupos Angelini y von Appen.

Cuando hace cuatro años Mauricio Macri ganó las elecciones presidenciales argentinas no hubo pocos que celebraron el inicio, o la restauración, de los procesos liberales en América Latina. Estimulados por la retórica de Vargas Llosa, habían analistas que levantaron al entonces electo presidente como un líder de talla regional que reemplazaría al chavismo y los progresistas y llevaría a su país al crecimiento y desarrollo. Un encendido y pasional  discurso apoyado desde Miami a la Patagonia, todo registrado en miles de artículos, posts, entrevistas y columnas que acertaba en parte. Solo en parte.

 

Página 1 de 3