Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

De manera inesperada se comienza a derretir el museo de cera de Las Condes. O expresado con palabras menos trágicas, a desprestigiar, pues hay de por medio razones éticas y estéticas. Veamos. Protestas, despidos de los escultores, mala calidad del producto, vestuario de pacotilla, donde algunos personajes expuestos, que hoy en día están vivos, se quejan de su estropeada facha, pues alegan que parecen muertos. Así se pone en riesgo la continuidad de la exhibición. Crear un museo de cera en Chile imitando al famoso museo de Madame Tussauds y de otros lugares del mundo, surgía como una genial idea. Hay algo de farándula en el proyecto, sin embargo, debemos entender que se vive de la farándula. Se abre así la posibilidad que en breve se inaugure el museo de Cera del Hampa, el cual se halla más ajustado a nuestra realidad. El alcalde de Las Condes, el incombustible Joaquín Lavín, cuya iniciativa plástica empieza a encontrar detractores, desde hace años soñaba tener un museo de cera. Abundan las quejas del público, sobre todo entre los personajes que figuran en la muestra. Cuando aun no se había inventado la fotografía, las personas pudientes se hacían retratos al óleo y en infinidad de ocasiones, los devolvían al pintor, indignados porque éste no había mejorado su semblante.

 

En ceremonia ex cátedra, Bernardo Larraín Matte, presidente de la SOFOFA se refirió a uno de sus capullos, en los siguientes términos: “A Joaquín Lavín lo vi como “cosista” en el pasado, pero hoy lo veo rompiendo inercias”.

 

Lavín y el vudú

Junio 24, 2019

Mi estadía en Haití (años 2000 a 2003), un tiempo suficiente si se mide con intensidad, me permitió, afortunadamente, entender mejor las diferencias culturales que enriquecen la humanidad, las características propias y desiguales en el desarrollo y, por cierto, las condiciones en el liderazgo.

 

Nadie se sorprendió del resultado de las encuestas políticas de esta semana. Sebastián Piñera se hunde en el océano de la mediocridad, mientras se exhiben las quejumbrosas teleseries turcas, las cuales expresan nuestra realidad. Joaquín Lavín en tanto, logra un 56% de apoyo y el 17% lo rechaza. El alcalde de Las Condes se consolida y acrecientan sus aspiraciones o apetitos de ser el futuro presidente del país.