Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Informe Bachelet: “Al pan pan y al vino vino”

By Rafael Luis Gumucio Rivas (El Viejo) Julio 07, 2019 802 2 comentarios
Michelle Bachelet y Jorge Arreaza, canciller de Venezuela, en Ginebra Michelle Bachelet y Jorge Arreaza, canciller de Venezuela, en Ginebra

Ninguna persona bien nacida puede aceptar la práctica de la tortura bajo ningún  pretexto o ideología. En este sentido, es innegable que la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos tiene el deber moral de denunciarla.

 

El Informe sobre Venezuela detalla las distintas formas de tortura a la cual son sometidos los opositores, tanto civiles como militares. (En Chile, durante el período negro de la dictadura de Pinochet se realizaron estas prácticas, que ahora son más sofisticadas). Michelle Bachelet fue denostada, tanto por  la ultra de la derecha, como por los ultraizquierdistas: los primeros, en forma criminal presionan la invasión a su país por parte de Estados Unidos, el campeón de los atropellos a los derechos humanos y, los segundos, por fanatismo ideológico no comprenden que el socialismo sin libertad carece de todo sentido.

 

El Informe de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos fue entregado a la Comisión respectiva de la ONU en un momento muy álgido respecto de la tortura y de la crisis humanitaria que vive Venezuela. Para comprender la situación venezolana es necesario ubicarse en la ruptura del pacto social, que está conduciendo al derrumbe de esta nación; pienso que el único camino racional para seguir ahondando en los males es el diálogo y la consecuente llamada a elecciones populares. Los esfuerzos de México, Uruguay y ahora Noruega sólo pueden tener éxito si se reconstruye el pacto social y, además, ambas partes se muestran capaces de dialogar.

 

La muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, encarcelado justo cuando Michelle Bachelet abandonaba Caracas, y cuya autopsia prueba que murió bajo la tortura, no podía sino conmover a Bachelet, pues es muy similar a la muerte de su padre cuando estaba en prisión.

 

El Informe de la Alta Comisionada ha sido acucioso y muy bien documentado: más 500 entrevistas y una investigación profunda in situ, no sólo de ella misma, sino también por parte de sus funcionarios, quienes durante meses recorrieron todo el país.

 

La respuesta del gobierno de Nicolás Maduro, una vez conocido el Informe, no se hizo esperar. Algunas de las críticas pueden ser valederas, como el hecho de que el bloqueo de Estados Unidos y las continuas amenazas de invasión militar por parte del trío  de halcones incondicionales, ((Pompeo, Abrams, Bolton y Pence), que rodean a Trump, personajes que no pueden dar ninguna lección respecto a los derechos humanos, han afectado los niveles de vida en Venezuela y tienen al país en una situación de permanente inestabilidad.

 

En el caso de los derechos humanos campea la hipocresía: se visten como defensores de la dignidad del ser humano y son los que más los atropellan. Ya el mismo Robespierre cuando era diputado recordaba que los mismos esclavistas decían adherir al derecho a la vida y a la libertad; algo de esto ocurre, por ejemplo,  con el Presidente de Colombia, país donde se asesina cotidianamente a defensores de los derechos humanos y a líderes sociales.

 

Quienes creen que el Informe de Bachelet por sí solo va a lograr poner fin a la tortura y a las demás formas de atropellos a los derechos humanos desconocen como funciona Naciones Unidas. En el mes de septiembre este Informe debe ser discutido en la Asamblea General y, por lo demás, las grandes decisiones tienen que ser tomadas por el Consejo de Seguridad de ese Organismo, en que el veto de Rusia y China es decisivo.

 

Un día después de conocerse el Informe de la Alta Comisionada el gobierno de Maduro ordenó la libertad de 21 presos políticos, entre ellos, el chileno-venezolano Braulio Jatar, hecho que constituye un avance al reconocer, por parte  del régimen, la existencia de presos políticos.

 

La solución de la crisis venezolana, lo reitero, sólo puede surgir de los propios ciudadanos venezolanos. Hasta ahora, desgraciadamente, los políticos de la oposición han dado muestras palpables de división y de ambiciones de poder, que no concuerdan con los sufrimientos de su pueblo, pues se dedican más a polémica a través de los diversos medios de prensa que los apoyan, que de unir al pueblo en torno a un objetivo común.

 

En estos últimos meses Juan  Guaidó se ha desprestigiado, a tal grado que el mismo Secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, declaró que la oposición estaba dividida en 40 candidatos a la presidencia.

 

Las polémicas entre la líder María Corina Machado y Juan Guaidó sobre el camino a seguir ante la crisis, en que la primera es partidaria de la intervención militar norteamericana, lo que es una brutalidad, y el segundo,  que sigue buscando formas de salida electoral, que hasta ahora, no han dado resultados.

 

El reciente Informe de Bachelet, cuyas recomendaciones se centran en una vigilancia más acuciosa respecto al atropello de los derechos humanos por parte del Estado, puede abrir nuevos horizontes que permitan terminar con el drama bíblico que sufre el pueblo venezolano en la última década.

 

Los únicos que pagan los platos rotos es el pueblo.

Rafael Luis Gumucio Rivas (El Viejo)

06/07/2019        

Valora este artículo
(3 votos)

2 comentarios

  • Gino Vallega
    Enlace al Comentario Gino Vallega Domingo, 07 Julio 2019 15:14

    Los "melange" del viejo DC encubierto Gumucio "el viejo" ya no están sirviendo , no alcanzan , se desperdigan en varias direcciones contrastantes y terminan con Robespierre y su influencia en la ONU (?) ó es otra la conclusión? Kaos !

    Reportar
  • El Llanero Solteron
    Enlace al Comentario El Llanero Solteron Domingo, 07 Julio 2019 12:58

    Como siempre Gumucio navegando entre dos aguas y moviendose de tanto en tanto donde calienta mas el sol
    Si va a apoyar la declaracion de los DDHH hagalo completamente, si no entonces critiquela, anbas posiciones pueden ser analizadas basadas en hechos concretos e ideologia, pero Ud. siempre con el sentido de un pasado DC en su alma es pues el tipico "ni chicha ni limona"
    Sin ir mas lejos seria interesante que lea los articulos acerca de esta declaracion que aparecen en esta edicio, lo que es para mi he leido una que me gusto y varias otras que van en la direccion de la de Cabieses publicada junto con esta donde se ve madurez al enfrentar el problema y no el oportunismo o el tener que escribir algo sobre el ema sin analizarlo debidamente

    Reportar

Deja un comentario