Reportar comentario

Todo lo sabido ha sido constatado gracias al "indudable carisma, inteligencia y temple moral” de “la líder chilena” Michelle Bachelet —para usar algunas expresiones del articulista. Tal como suele hacer, además de corroborar lo que es bien conocido y que a nivel de la ONU se remonta, en lo substancial, al informe que emitiera su antecesor en agosto de 2017, Bachelet le agregó una buena cuota emocional. Sólo le falto llorar abrazada a las víctimas. Mientras tanto, todo sigue igual, sin resolución previsible, algo que —por supuesto— no es de la competencia de su oficina, la cual sólo emite recomendaciones, las cuales se agregarán a las que están pendientes desde agosto de 2017. El protocolo ha sido cumplido!

https://www.ohchr.org/Documents/Countries/VE/VenezuelaReport2018_SP.pdf