Reportar comentario

Bla, bla, bla y no pasa nada. La justicia es un privilegio de los ricos. Al resto que nos consuma la rabia.