Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

No sólo Santiago: Huelga 8 de marzo en Linares

By Guillermo Correa Camiroaga Marzo 12, 2019 149 0

Los análisis, conclusiones y proyecciones de la masiva e histórica movilización del 8 de marzo a lo largo de todo el territorio nacional, son asuntos que las propias integrantes del Movimiento Feminista están realizando y lo continuarán haciendo en este camino de lucha que llevan adelante. Como un observador ciudadano relataré en esta crónica lo que pude constatar en la ciudad de Linares, una localidad de la Región del Maule, durante la movilización de este 8 de marzo.

 

La movilización comenzó el día jueves 7 por la tarde con una actividad denominada “Estampados Feministas”, donde un grupo de mujeres se reunió en la Plaza de Armas para estampar sobre sus poleras imágenes acompañadas con las consignas ”Todas las mujeres contra todas las violencias” y “ Somos la Resistencia”. Integrantes del comité organizador, portando poleras rojas en cuyo dorso se podía leer la frase “Mujeres por Linares, la fuerza feminista desbordante del Achibueno”, fueron las encargadas de distribuir con precisión la pintura sobre los bastidores. Una larga fila de muchachas se ubicó frente al mesón para elegir las imágenes que fueron estampadas sobre las telas de sus prendas de vestir, mientras otro grupo se dedicaba a confeccionar lienzos para la marcha del día siguiente. Al finalizar esta actividad, mediante el uso de un megáfono, una de las organizadoras hizo un llamado a participar “con la fuerza y transparencia del río Achibueno, luchando por nuestros derechos en la convocatoria a la Huelga Feminista del 8 de marzo”.

 

 

 

El día viernes por la mañana salí a recorrer las calles céntricas de Linares, constatando la presencia de numerosos rayados sobre los muros con consignas que resaltaban las demandas del Movimiento Feminista. Asimismo, durante este recorrido, pude observar la presencia de numerosos panfletos escritos en idioma creole, instalados sobre postes de luz, señaléticas del tránsito y arboles, llamando a las mujeres haitianas y de otras nacionalidades, a participar en la marcha, migrantes que han llegado en gran número a esta zona para trabajar en labores agrícolas como temporeras, principalmente en la recolección de fruta o en los packing.

 

 

Más adelante me encontré con un grupo de mujeres Jefas de Hogar, pertenecientes a los precarios planes de generación de empleos regionales, las que realizaban una acción de protesta portando pancartas denunciando la situación de cesantía que las aqueja. Ubicadas en el sector de la Plaza de Armas situado frente a los edificios de la Municipalidad y la Gobernación, reclamaban en contra de las autoridades por la condición de cesantía en que se encontraban. En una de las pancartas se podía leer: “8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. Que mejor regalo que trabajo para nosotras Jefas de Hogar”. Una de las integrantes manifestó: “En mi casa trabajo yo solamente, todavía tengo hijos que criar y sacar adelante. Ellos están en la enseñanza media y para los estudios se necesitan monedas Nosotras somos 40 mujeres jefas de hogar y no queremos caridad, queremos trabajar y queremos tener un trabajo digno. No porque yo haya estudiado solo hasta octavo básico me van a mirar en menos. Tengo 57 años y toda la energía para realizar cualquier tipo de trabajo”

Habiendo estado presente anteriormente en las Movilizaciones Feministas realizadas en Valparaíso, para mí era una incógnita lo que sucedería en esta ciudad de la Séptima Región, que además se caracteriza por una postura política y cultural muy conservadora. Prueba de esto es la existencia de una plazoleta dedicada al dictador Augusto Pinochet, donde año a año se realizan actos en su homenaje, lo que constituye una clara demostración práctica de negacionismo histórico, un atentado a la memoria y a los derechos humanos.

 

Durante la tarde, antes de las 18 horas estaba instalado junto al Quiosco de la Plaza de Armas, en cuya vecindad comenzaron a congregarse una gran cantidad de mujeres. De los comentarios escuchados de las propias asistentes pude ir concluyendo que el número de participantes superaba ampliamente las expectativas, lo que fue confirmado por las organizadoras al dar inicio al acto político cultural previo a la marcha.

El acto comenzó con la lectura de un trozo de un ensayo de la poetisa Gabriela Mistral, en donde expresa: “: “Las mujeres formamos un hemisferio humano. Toda ley, todo movimiento de libertad o de cultura nos ha dejado por largo tiempo en la sombra. Siempre hemos llegado al festín del progreso, no como el invitado reacio que tarda en acudir, sino como el camarada vergonzante al que se invita con atraso y al que luego se disimula en el banquete por necio rubor. Más sabia en su inconsciencia, la naturaleza pone una luz sobre los dos flancos del planeta. Y es ley infecunda toda ley encaminada a transformar pueblos y que no toma en cuenta a las mujeres” 

Luego, la conductora del evento manifestó: “El año pasado tuvimos una alta convocatoria que no fue tan cubierta por los medios como ahora, pero creemos que este año la Huelga Feminista ha sido completamente transversal en todas las luchas sociales y esta masiva presencia de mujeres, que es mucho más numerosa de la que imaginábamos, así lo demuestra. Hoy en la mañana un grupo de mujeres se manifestaron porque llevan muchos meses sin trabajo. Hoy estamos aquí negados por la sociedad patriarcal, para alzar la voz, para decir aquí estamos porque la Revolución tiene que ser Feminista. El Cambio social debe ser feminista para que podamos avanzar contra la militarización del wallmapu, contra el extractivismo, contra los empresarios y capitalistas que lo único que hacen es hacer leyes para ellos, y no para nosotras, no para nosotros. La gran cantidad de mujeres que ha llegado a participar hoy hace visible en Linares que las mujeres están preocupadas por sus derechos. Tenemos muchos objetores de conciencia en nuestro hospital, cuando el aborto en tres causales es Ley. Hay muchas cosas que suceden en nuestra ciudad y que se callan, pero esta convocatoria demuestra que a las mujeres no nos van a hacer callar.”

 

 

El acto continuó con una coreográfica lectura de numerosas consignas, leídas por la conductora y coreadas a viva voz por las asistentes, para luego dar paso a números artísticos, dentro de los cuales cabe resaltar la puesta en escena de una obra teatral que dio cuenta de las demandas del Movimiento Feminista, representadas a través de la personificación de distintos estamentos sociales, incluyendo a mujeres de los pueblos originarios. También se incluyeron en esta representación a un grupo de mujeres conservadoras, críticas del movimiento de emancipación de la mujer, representando en esta obra al sector político reproductor del modelo patriarcal, económico y social imperante en nuestro país, que se opone a los cambios estructurales planteados por el Movimiento Feminista.

A medida que transcurría el acto, el número de mujeres seguía aumentando, siendo la mayoría de ellas, podría aventurar en casi un 95%, muchachas jóvenes y adolescentes. El pequeño porcentaje restante estaba formado por mujeres adultas y algunos hombres.

Con un libreto como hilo conductor, en cuyo contenido se explicitaban las demandas del Movimiento Feminista, dejando, además, claramente establecido que la lucha se orienta a terminar con el sistema patriarcal de dominación en forma concomitante con la eliminación del modelo capitalista de explotación y exclusión político social “que afecta tanto a mujeres como hombres”.

Con la canción “Millones”, de la cantautora Camila Moreno, con la letra modificada por la actriz y comediante Natalia Valdebenito, que se ha transformado en un verdadero himno del Movimiento Feminista en Chile, y que la propia autora ha definido como un “grito femenino de liberación y claridad”, interpretado por el millar de asistentes, finalizó el acto en la Plaza de Armas de Linares, pasadas las 19 horas, para dar inicio a la marcha por las calles céntricas de la ciudad.

 

Más de mil participantes se desplegaron por las principales calles, partiendo desde la plaza por calle Independencia hasta la altura de la Estación de Ferrocarriles, para continuar por calle Brasil y posteriormente regresar por calle Max Jara. Las numerosas personas que circulaban por las veredas por donde iba desplazándose la marcha, solidarizaban con la movilización, al mismo tiempo que miraban con atención los numerosos mensajes y consignas escritos en lienzos y pancartas.

 

 

Al llegar la marcha de las manifestantes de regreso por el costado norte de la Plaza de Armas, se encontró con una actividad recreativa organizada por el IND (Instituto Nacional de Deportes ), con equipos de sonido funcionando a un altísimo volumen, conducida por un animador que trató de aparecer simpático llamando a aplaudir la marcha e invitando a las mujeres a bailar, lo que provocó una protesta generalizada de quienes participaban de la movilización, increpándolo por esta actividad paralela que, sin duda, las autoridades locales programaron para entorpecer la movilización feminista.

 

La marcha continuó su recorrido dando vueltas a la plaza y al llegar frente a la Catedral se produjo una acción espontánea en donde numerosas mujeres se colocaron sobre las escalinatas de la iglesia, denunciando el encubrimiento de las instituciones eclesiásticas con los abusos sexuales cometidos por sacerdotes. Por alrededor de diez minutos las manifestantes estuvieron protestando en dicho lugar, después de lo cual se dirigieron nuevamente hacia el sector en donde se desarrollaba el “acto recreativo” del IND, el cual debió terminar en forma abrupta y anticipada ante la enérgica y decidida protesta de las mujeres movilizadas, que además interpelaron a las mujeres que participaban de esa actividad gritándoles “mujer escucha, únete la lucha”. Solo fueron algunas pocas las que se sumaron a este llamado, pero dicha acción se constituyó en una importante muestra de sororidad frente a sus pares. Un intento represivo por parte de las fuerzas policiales fue vivamente repudiado por las manifestantes, las que, saltando y cantando con energía, mientras voceaban “el que no salta es paco”, y luego “el que no salta es Pinochet”, hicieron desistir a los Carabineros de dicha actitud.

 

 

 

La actividad del 8 de marzo en la ciudad de Linares, que comenzó pasadas las seis de la tarde, terminó cerca de las 21 horas en el sector central de la Plaza de Armas, a un costado de la pileta, donde las organizadoras, visiblemente emocionadas por la altísima convocatoria alcanzada en esta actividad, se abrazaron y agradecieron a todas y cada una de las participantes, remarcando que esta movilización “representa solo un momento del largo, pero imparable, camino de lucha del Movimiento Feminista.”

 

Una de las lideresas hizo uso de la palabra para expresar: “Esto no se queda aquí. Cuando las convoquemos a manifestarse, cuando las convoquemos porque las necesitamos para gritar y denunciar las injusticias que se están generando aquí en Linares, espero que estén acá con la misma fuerza que mostraron hoy. Podemos regresar a nuestras casas con la alegría de la rebeldía feminista que se manifestó en forma contundente y masiva por las calles de nuestra ciudad. Hacemos un llamado para que cada vez se sumen más voces a esta rebeldía feminista, porque la lucha continúa”.

Guillermo Correa Camiroaga, Linares 10 de marzo 2019

 

 

Valora este artículo
(1 Voto)
Modificado por última vez en Martes, 12 Marzo 2019 22:11

Deja un comentario