Imprimir esta página

Senado aprueba salvo honrosas excepciones la ley corta antiterrorista Destacado

By El Clarín de Chile Agosto 08, 2019 628 0
Andrés Chadwick, ministro del Interior, junto a Rodrigo Ubilla, subsecretario del Interior Andrés Chadwick, ministro del Interior, junto a Rodrigo Ubilla, subsecretario del Interior

Tras un fuerte debate cruzado, la Sala del Senado aprobó esta tarde con 32 votos a favor, 6 en contra y 5 abstenciones la denominada “ley corta” antiterrorista. 

 

Ahora corresponde que la iniciativa vuelva a la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento para su estudio en particular, para lo cual se fijó el como plazo el 19 de agosto para presentar indicaciones.

En lo fundamental, la iniciativa aprobada modifica el artículo 226 bis del Código Procesal Penal para permitir la utilización de técnicas especiales de investigación en la persecución de delitos considerados como terroristas. De este modo, se podrían permitir intervenciones telefónicas, grabaciones, fotografías y agentes encubiertos entre otros.

 

 

El ministro del Interior, Andrés Chadwick, expresó la voluntad del Ejecutivo para “poner urgencia al proyecto de ley larga antiterrorista y avanzar con la mayor brevedad despacharlo este año”.  En tanto, el senador Francisco Huenchumilla señaló que no es adecuado legislar una ley corta para aplicarla a una “ley enferma” y cuestionada nacional e internacionalmente como es la antiterrorista. Agregó que “no estoy para darle un cheque en blanco a una ley que se ha aplicado mal” y que votará en contra porque “vamos a quedar en el peor de los escenarios: con la ley enferma, la ley mala y con esta guinda de la torta de poner informantes”.

 

Por su parte, el senador Galilea dijo que es necesario entregar estas herramientas para investigar los delitos terroristas. “Se necesitan esta técnicas especiales de investigación. No son extrañas, se aplican en control de armas, en lavado de activos, en pornografía infantil, por tanto, el sentido común dice que si se permite para esos casos, por qué en algo tan relevante como el terrorismo, no se pueden usar”.

 

El senador Araya hizo un llamado a hacer un esfuerzo serio para regular esta materia, pero dijo que esta normativa no es la mejor forma. “Debe ser rechazado porque además de ser insuficiente, porque no enfrenta el fenómeno del terrorismo y lo hace de una manera equivocada…debiéramos avanzar en una regulación adecuada de la ley antiterrorista con tipos penales claros”.

 

 

El senador Harboe explicó que este proyecto es “estrictamente procesal, bastante discreto y solo aplica para delitos terroristas las mismas técnicas que el ordenamiento legal permite aplicar en casos de infracción de ley de drogas, el control de armas y también en los delitos de robo, como por ejemplo, de cables eléctricos o incluso para el de receptación”.

 

“¿Cuantas bombas debemos esperar?” preguntó abiertamente el senador Iván Moreira, quien reconoció que es válido que algunos sectores puedan tener temor, pero argumentó que ya son 30 años de regímenes democráticos, por lo que llamó a avanzar en esta legislación “antiterrorista moderna, eficaz y respetuosa de los derechos humanos”.

 

Luego, el senador Montes manifestó que el texto en estudio es parcial, que solo incluye facultades intrusivas y el problema –agregó- está en las omisiones y falta de consensos. El legislador anunció su abstención porque “no creo razonable oponerse a las facultades solicitadas; aquí hay vacíos serios de contrapeso; y se necesita una definición clara y compartida de terrorismo que no esté sujeta a la contingencia”.

 

“O el terrorismo lo enfrentamos ahora o habremos perdido la batalla”, comenzó su argumentación el senado Chahuán, quien aclaró que se está pidiendo la incorporación de un articulado en el Código de procedimiento Penal, para establecer técnicas especiales de investigación para dar con los responsables. No es posible que las tengamos para el robo de cables y no en delitos de esta gravedad”, reclamó.

 

 A juicio del senador Alejandro Navarro hay un criterio común para determinar que la ley vigente “es una ley enferma, insuficiente”  más allá de las posturas expresadas y acusó que el Ejecutivo no quiere tramitar una ley larga. El senador advirtió que el proyecto no sancionaría el financiamiento del terrorismo, ni podría intervenir conversaciones telefónicas si no hay nombres completos, además de la falta de una definición de terrorismo.

 

A su turno el senador Allamand dijo que es incomprensible que en 5 años no se haya hecho nada para avanzar en la ley antiterrorista. No obstante, destacó que a raíz de esta discusión quedara de manifiesto que “existe una voluntad para avanzare en la ley larga y la ley de inteligencia”.

 

Por su parte el senador Kast  dijo que “no pueden haber dos voces desde el Estado de Chile frente a este tema. El terrorismo es intolerable…la democracia debe defenderse frente al terrorismo, sino, corre el riesgo de sucumbir ante él”.

 

La senadora Provoste dijo que “tenemos la convicción responsable de que podemos llegar a acuerdo en lo esencial”, pero argumentó que esta iniciativa ni siquiera toca la ley antiterrorista “la que carece de eficacia y no puede aplicarse porque transcurrido 35 años de cambios sociales y jurídicos, ha quedado obsoleta”.

 

En tanto, el senador Quinteros anunció su voto a favor, pero advirtió que “las amenazas deben ser enfrentadas con decisión y responsabilidad, como una política de Estado y no como una política de trincheras…se requiere una nueva ley de inteligencia para que el país cuente con sistemas de información y políticas de prevención acordes con las amenazas de estos tiempos”.

 

En una línea similar se manifestó el senador Pizarro anunció su voto favorable, señalando que “corresponde ser capaces de generar condiciones para un acuerdo nacional que permita tener un sistema de inteligencia que permita prevenir los actos terroristas”.

 

La senadora Allende señaló que nadie está de acuerdo con que exista terrorismo. “Tengo la convicción que se necesitan leyes antiterroristas que vayan al fondo del problema, que tengan mecanismos eficaces y cumpliendo estándares internacionales y con respeto a los DD.HH...esto es una modificación procesal”.

 

Mientras, la senadora Ebensperger dijo que “aprobar este proyecto, otorgando facultades de investigación especiales no es solamente aportar mejores herramientas a estas investigaciones, es también asegurarle a los chilenos que las autoridades están tomando medidas necesarias para protegerlos”.

 

En tanto, el senador Guillier anunció su voto favorable señalando que por la profundidad de la crisis es necesario hacerse cargo del tema y no postergarlo, pero advirtió que “necesitamos una reforma más que profunda de nuestros servicios civiles y uniformados. Estamos partiendo al revés. En vez de partir de una lógica con estudios serios para crear un sistema de seguridad que tenga estas características”.

 

Finalmente el senador Letelier anunció su voto favorable si es que se agrega un artículo transitorio a esta iniciativa que señale que no “entrará en efecto mientras no se tenga un nuevo tipo penal, porque el actual tipo penal es inadecuado”.

 

 

Fuente: senado

Valora este artículo
(1 Voto)
Modificado por última vez en Jueves, 08 Agosto 2019 00:42