Imprimir esta página

Maduro acusa a Bachelet de ceder ante las presiones de Estados Unidos

El presidente bolivariano, Nicolás Maduro, acusó a la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, de ceder a las presiones de Estados Unidos, al convertir su informe sobre la situación política y económica en Venezuela en un peligroso eslabón para la intervención en el país.

 

El canciller Jorge Arreaza publicó ayer una misiva que responde al informe que la alta comisionada difundió el 5 de julio sobre Venezuela, en el que acusa al gobierno de reducir el espacio democrático e incumplir la obligación del Estado de garantizar los derechos a la alimentación y a la salud.

 

En la misiva, fechada el 11 de julio, Maduro señala que el informe es “profundamente lesivo a la dignidad del pueblo venezolano y a la verdad de la situación de los derechos humanos en Venezuela: Lamentablemente, salta a la vista que no escuchó a Venezuela.

 

Su reporte se alinea de manera lamentable con el relato mediático y político impuesto desde Wa-shington al repetir el guion acerca de la existencia de un supuesto gobierno dictatorial y de una supuesta crisis humanitaria, justificadora de una intervención para quienes anhelan hacerse rapazmente con nuestros inmensos recursos naturales, criticó.

 

El mandatario rebatió que el país sufra una crisis humanitaria y reiteró que Estados Unidos ha despojado a Venezuela de más de 30 mil millones de dólares de sus activos petroleros en el extranjero. Denunció que Washington también ha bloqueado y confiscado más de 7 mil millones de dólares destinados a la compra de alimentos y medicinas, y prohibió negociar la deuda venezolana.

 

Para Maduro el informe está plagado de falsas afirmaciones, tergiversaciones y manipulaciones en el uso de datos y fuentes, y sostuvo que se trata de un reporte carente de equilibrio y rigor, abiertamente parcializado, que presenta un panorama distorsionado de la situación de derechos humanos.

 

En Nueva York, el embajador de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas, Samuel Moncada, acusó a los gobiernos de Colombia y Estados Unidos de intentar sabotear el diálogo entre el gobierno de Maduro con la oposición, llevados a cabo en Noruega y Barbados los cuales, aseguró están funcionando. Ambos países impulsan diferentes acciones de desestabilización y así lo hicieron también en el pasado, bajo el pretexto de una supuesta ayuda humanitaria, mientras apoyaban un intento de golpe de Estado, subrayó Moncada en conferencia de prensa.

 

También rechazó las críticas del secretario de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, y el encargado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, quienes pidieron en ese foro mayor presión y agresión contra Venezuela.

 

En entrevista con la agencia de noticias Sputnik, Abrams dijo que actualmente no está en los planes de su país hablar con Rusia sobre Venezuela.

Valora este artículo
(0 votos)

1 comentario

  • Vladimir Neira Sierra
    Enlace al Comentario Vladimir Neira Sierra Domingo, 14 Julio 2019 09:19

    Si Pinochet hablaba sobre el caos marxista culpando a la Unidad popular, y a Salvador Allende y su gobierno sobre la anarquía del gobierno constitucional. Pero el necio de pinochet omitió que el boycot y la anarquía lo cometió la CIA y el gobierno de Nixon para dejar sin alimentos al pueblo Chile. La entrada de miles de dólares para la ultraderecha para que fomentaran el caos, el acaparamientos de los productos alimenticios; las huelgas de los camioneros, los sabotajes y los atentados terroristas donde asesinaron a generales constitucionalistas, sin atribuirles esos delitos criminales a la ultraderecha ni tampoco a los Yanquis, pero sí se lo atribuyó a Salvador Allende. Gritaba el canibal ¡¡¡el caos marxista!!! Les mintió a todo Chile sobre el caos hechos por la ultraderecha y Cia. Bachelet actúo con la misma preponderancia del sápatra de Pinochet, culpó al gobierno electo de Venezuela por las violaciones a los derechos humanos sin nombrar a los culpables o terroristas que incendiaron escuelas con niños en clases , hospitales con personas ancianas durmiendo, apagones de luz, intentos de golpe de estado, ataques con drones en una parada militar, los mismos grupos de terror de la ultrederecha quemaban vivos a los partidarios de Chavéz en plena calle. A todos esos grupos violentos que fueron detenidos y llevado a la justicia les llamó presos políticos y tenían que ser liberado. Ojalá que esos grupos terroristas cometieran los mismos delitos en Chile o en Holanda en contra las autoridades locales y que Bachelet les llame más tarde Presos políticos. Le piden la renuncia en el momento por enfermedad mental. Fue una verguenza mundial de esa servil Señora que no actúo con imparcialidad ni objetividad para ese pueblo que lucha por su independencia, también olvidó sobre los avances sociales hacia los más desposeidos y débiles de la sociedad, sobre el boycott a sus divisas, Actúo como el ignorante de pinochet en defensa de la ultraderecha fascista más criminal que hay en nuestro continente, Trump y pinochet (en su tumba)debe estar feliz que tiene otra marioneta con delirio de estocolmo para que actúe juntos con sus verdugos y defender sus intereses mas egoístas. Callará la boca la señora Bachelet para que siga Trump metiendo niños emigrantes en jaulas de animales, los siga torturándolos y asesinándolos. Falta que diga, Bachelet, que esas injusticias es la culpa del caos marxista.

    Reportar