Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

El caso Assange en la ONU: ¿Podemos hablar de tortura y detención arbitraria? Destacado

Nils Melzer, Relator Especial sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, Nils Melzer, Relator Especial sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes,

Nils Melzer, Relator Especial sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, denuncia actos de tortura en el caso de Julian Assange durante el Consejo de Derechos Humanos.

 

“Julian Assange ha sido sometido a distintos procesos. Ha sufrido varios ataques y está actualmente encarcelado en el Reino Unido con la acusación de haber violado su libertad condicional”, explica Jennifer Robinson, su abogada.

 

“Todos los periodistas deberían apoyar a Julian Assange”, continua Jennifer Robinson, “¿si permitimos que eso ocurra qué pasará con la libertad de prensa en Arabia Saudita u otros países cuando periodistas denuncien hechos incomodos a los gobiernos?”

 

Efectivamente, la situación del caso Julian Assange es muy alarmante y va más allá que el simple personaje de WikiLeaks. Todo el sistema que rige la integridad y que protege la libertad de expresión podría ser afectado.

 

“Me involucré en el caso Assange solamente a principio del mes de diciembre”, explica Nils Melzer, Relator Especial sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes. “Al principio no quería tomar parte en el caso, porque las varias narrativas negativas sobre Julian Assange, que lo describen de narcisista o espía ruso, no hacían muy atractivo este caso para mí”.

 

“Decidí entonces investigar personalmente acerca del caso de Assange”, sigue Nils Melzer, “y allí me di cuenta de las posiciones sumamente políticas en estos hechos”.

 

Nils Melzer visitó a Julian Assange en la cárcel en el Reino Unido el 9 de mayo. A través de un análisis medico que toma en cuenta el protocolo de Estambul para identificar a la tortura, Assange mostró todos los síntomas de una persona sometida a tortura psicológica desde hace tiempo.

Si su entorno era restringido desde más de seis años, ¿que causó esos traumas?

 

Conocemos los hechos, su mayor temor era ser extraditado a Estados Unidos. “Esta preocupación, de ser condenado a pena de muerte, puede efectivamente compararse a una forma de persecución”, explica Nils Melzer. Junto a ello, hubo varios acosos a su familia por parte de la prensa en comparación a los hechos y a las pruebas.

 

 “Los asesinatos que Assange mostró, donde mueren inocentes sin ninguna razón, jamás han sido procesados; los culpables jamás han sido condenados, pero sí se puede condenar a Julian Assange por haber mostrado la verdad”, denuncia Melzer.

Respecto a las acusaciones de violación en Suecia, el Relator Especial de Naciones Unidas nos asegura que Assange nunca ha objetado ir a Suecia, y que lo que temía era que se lo extraditara a Estados Unidos.

 

Temores fundados. Cuando Suecia intentó cerrar el caso hubo presiones desde el Reino Unido para que siguieran las investigaciones. Pareciera que este país también tiene un rol en este caso.

 

Sobre las acusaciones de violación, Melzer declaró que, investigando, se dio cuenta cómo dichas acusaciones son más parecidas a excusas para agarrar a Assange que pruebas reales. “Quieren castigar a Julian Assange para que nadie más se atreve a hacer lo que él hizo”.

 

“Su equipo legal nunca tiene acceso a toda la información, los jueces los definen de narcisista, aunque él jamás abrió su boca delante de ellos. Hay intenciones de impedir que la defensa haga su trabajo y que Assange tenga un juicio justo”, termina el Relator Especial de la ONU.

Valora este artículo
(2 votos)

Deja un comentario