Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Cómo nos divertimos en el siglo XXI

By El Clarín de Chile Julio 02, 2019 257 0
Cómo nos divertimos en el siglo XXI Photo by JESHOOTS.COM on Unsplash

Afortunadamente, los momentos de ocio no solo están presentes el fin de semana, también es posible divertirse de lunes a viernes, y descansar al menos un momento en el medio de las obligaciones. De hecho, las industrias que se relacionan con producir servicios o productos que ofrecen diversión y entretenimientos son de las que más crecen en el mercado. Seguramente, esto se debe al tipo de vida que se lleva no solo en Chile sino también en el resto del mundo. El estrés constante es un enemigo que hay que vencer y las actividades de ocio son las mejores armas para hacerlo.

 

El presente

La evolución más notoria del divertimento existe gracias a la tecnología y a los avances científicos relacionados. Con la llegada de internet, un porcentaje del tiempo de ocio disponible se invierte en actividades online, como por ejemplo videojuegos, plataformas de series, cine y teatro, todos los juegos de NetBet, música, casinos online y casas de apuestas deportivas, entre otras.

 

La vida en internet

La variedad de opciones para divertirse online en el tiempo libre es demasiado tentadora, por lo que los expertos en salud aconsejan mantener un equilibrio entre las actividades que se realizan en casa y las que se pueden hacer al aire libre o para el mejoramiento de la salud como las caminatas, practicar algún deporte o simplemente ir a un gimnasio. Pero ¿se cumple realmente esto? La Encuesta Nacional de la Actividad Física y Deporte realizada a principios de enero, nos muestran cifras alarmantes sobre el sedentarismo de los chilenos, especialmente las mujeres. La buena noticia que los que sí practican algún deporte, muchos eligen espacios públicos como parques.

 

Algunos expertos culpan a las redes sociales por el visible sedentarismo del que padecen adultos jóvenes y niños en el país. Sin dudas, participar en alguna de las redes sociales más populares brinda bienestar y sentido de pertenencia, entre otros sentimientos positivos. Por otro lado, puede ser muy estresante estar siempre conectado, leer comentarios negativos o cualquier otra situación que no sea placentera y que es frecuente dentro de este universo virtual.

 

¿Las actividades de ocio son divertidas?

 

¡Deben serlo! Si no cumplen su objetivo, el estrés aumenta y se deteriora la salud. Los chilenos siempre han sabido divertirse. En la mayoría de las ciudades hay mucha oferta cultural, actividades al aire libre y, naturalmente, internet siempre está disponible para ofrecer opciones online. Vuelve el tema del equilibrio para encontrar en todas estas actividades el relax que se necesita y lograr desconectarse de las obligaciones cotidianas. Si las actividades de ocio se convierten también en una obligación diaria (como podría llegar a ser el uso de las redes sociales), no cumplirían su objetivo principal. Por lo tanto, ¡a divertirse! En el siglo que nos toca vivir hay de todo tipo de opciones para tener nuestro momento feliz.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario