Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Trump ordena ataque a Irán tras derribo de dron pero luego se retracta

En la imagen, el rastro de humo que quedó después de que un dron espía estadunidense Global Hawk fue derribado por Irán sobre el golfo de Omán. El aparato tiene una envergadura mayor que la de un Boeing 737 y es capaz de transmitir imágenes de alta resolución en tiempo real durante más de 30 horas seguidas. En la imagen, el rastro de humo que quedó después de que un dron espía estadunidense Global Hawk fue derribado por Irán sobre el golfo de Omán. El aparato tiene una envergadura mayor que la de un Boeing 737 y es capaz de transmitir imágenes de alta resolución en tiempo real durante más de 30 horas seguidas. Foto: Departamento de Defensa de Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó una represalia militar contra Irán ayer tras el derribo de un dron de reconocimiento estadunidense sobre el estrecho de Ormuz, pero a última hora se retractó, reportaron anoche por separado los diarios New York Times (NYT) y el Washington Post.

 

El plan estipulaba golpear un número reducido de objetivos en Irán, un radar y baterías de misiles, y que hacia las 19:00 horas (local) de ayer militares y diplomáticos todavía esperaban el ataque, añadieron fuentes citadas por el rotativo.

 

La operación se encontraba en fase inicial cuando fue cancelada, aseguró un alto funcionario.

 

Los aviones supuestamente ya iban en el aire y los barcos estaban en posición, cuando llegó la orden de frenar la operación, según el diario neoyorquino.

 

No estaba claro si Trump simplemente cambió de opinión sobre los ataques o si la administración modificó el curso por causas de logística o estrategia. Tampoco estaba claro si los ataques podrían producirse en adelante, indicó el New York Times.

 

Varias horas antes, Trump publicó en su cuenta de Twitter: Irán cometió un error muy grande, lo que desató especulaciones sobre una represalia inminente, pero luego admitió ante periodistas: “tengo la sensación de que fue un error… me resulta difícil creer que fue intencional”, al atenuar su primera reacción ante el derribo.

 

A su vez, la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, pidió que Washington rebaje las tensiones con Irán. Esta es una situación peligrosa, de gran tensión, que requiere un acercamiento fuerte, inteligente y estratégico, no uno imprudente, tuiteó.

 

Teherán aseguró que las coordenadas demuestran que el artefacto estaba en su espacio aéreo, pero Washington indicó en un principio que se encontraba a 34 kilómetros de la costa iraní.

 

La Guardia Revolucionaria de Irán explicó que derribó el dron ayer por la mañana, cuando entró al espacio aéreo iraní en el distrito de Kouhmobarak, en la provincia sureña de Hormozgan, cerca del estratégico estrecho de Ormuz.

 

Según un comunicado de la Guardia Revolucionaria, un dron Global Hawk fue derribado por su fuerza aeroespacial a las 4:05 (horas local) sobre el mar de Omán. El dron despegó a las 19:44 del miércoles desde una base estadunidense en la costa sur del golfo Pérsico, apagó todos sus dispositivos de reconocimiento una vez pasado el estrecho de Ormuz y se dirigió hacia el este en dirección al puerto iraní de Chabahar. Fue derribado al regresar de su misión, en la zona costera cercana a Bandar-e Jask, confirmó por su parte la Guardia Revolucionaria.

 

No tenemos ninguna intención de ir a la guerra, pero estamos completamente preparados. Las fronteras son nuestras líneas rojas, cualquier enemigo que las viole será aniquilado, advirtió el general Hossein Salami, comandante de la Guardia Revolucionaria.

 

El dron ingresó a nuestro espacio aéreo, a pesar de reiteradas advertencias hechas por radio, y fue derribado en una acción apegada a la Carta de Naciones Unidas, que permite acciones de autodefensa, indicó Majid Takht Ravanchi, embajador iraní ante la ONU.

 

El teniente general Joseph Guastella, quien comanda las fuerzas aéreas estadunidenses en la región, afirmó que el dron se encontraba a 34 kilómetros de la costa iraní, y fue alcanzado por un misil en el espacio aéreo internacional sobre el estrecho de Ormuz, área por la que transita 20 por ciento de la producción mundial de petróleo.

 

Sin embargo, el canciller iraní, Mohammad Javad Zarif, tuiteó: Llevaremos esta nueva agresión a la Organización de las Naciones Unidas y demostraremos que Washington está mintiendo.

 

En tanto, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, afirmó que sería una catástrofe para la región que Estados Unidos usara la fuerza contra Irán, ya que provocaría un estallido de la violencia y el aumento del número de refugiados. Añadió que la república islámica cumplió sus compromisos con el Organismo Internacional de Energía Atómica, y consideramos infundada la imposición de sanciones estadunidenses.

 

Stephane Dujarric, vocero de António Guterres, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, subrayó: Es importante que todas las partes ejerzan el máximo autocontrol y eviten cualquier acción que pueda exacerbar la situación.

 

La crisis comenzó en mayo de 2018, cuando Trump decidió el retiro de Estados Unidos del acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Irán y varias potencias, y restableció duras sanciones contra Teherán.

 

La tensión aumentó con los recientes ataques contra dos buques petroleros en el mar de Omán y similares actos de sabotaje a otros cuatro barcos hace un mes.

 

El dron Global Hawk derribado por Irán es un aparato de vigilancia capaz de elevarse a gran altitud y transmitir imágenes de alta resolución en tiempo real durante más de 30 horas seguidas.

 

Al entrar en servicio en 2001, el RQ-4 Global Hawk fue utilizado por la Fuerza Aérea de Estados Unidos en Irak, Siria y Afganistán, generalmente operado a distancia desde la base Beale, en California, o la de Grand Forks, en Dakota del Norte.

 

El Global Hawk es un gran aparato negro con una nariz redondeada que lo asemeja a un delfín alado. De 14.5 metros de largo, con alas de envergadura de 39.9 metros, está equipado con un sofisticado radar y cámaras de muy alta definición, según su fabricante, el grupo aeronáutico estadunidense Northrop Grumman.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario