Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Llueven las críticas al NYT por la decisión de eliminar caricaturas políticas: viñeta de Trump y Netanhayu posible causa

By David Brooks (La Jornada) Junio 13, 2019 470 0
"Todas las noticias que valen ser impresas", el lema del New York Times, apareció ayer en un cartón con el agregado: "Con la excepción de caricaturas. Esas cosas dan miedo" "Todas las noticias que valen ser impresas", el lema del New York Times, apareció ayer en un cartón con el agregado: "Con la excepción de caricaturas. Esas cosas dan miedo"

Caricaturistas y defensores de libertad de expresión lamentaron la decisión del rotativo más influyente de Estados Unidos de cancelar de manera permanente la publicación de caricaturas políticas.

 

A partir del próximo mes el New York Times ya no publicará caricaturas políticas en su edición diaria internacional –desde hace años dejó de publicar cartones políticos sindicados y otros–, anunció el lunes James Bennet, editor de opinión, quien expresó su gratitud a colaboradores como Patrick Chappate y Heng Kim Song, al afirmar que ya se había contemplado tal movida para alinear las dos ediciones (la internacional y la nacional) hace un año.

 

Aunque indicó que el Times aún usará de vez en cuando el formato de tiras como parte de su periodismo visual, el rotativo dejará de publicar cartones diarios, o sea, las caricaturas políticas en una sola imagen.

 

Chappate y otros sospechan que la decisión está relacionada con una controversia que estalló en abril cuando el Times (internacional) publicó una caricatura con la imagen de Benjamin Netanyahu, primer ministro de Israel, como un perro guía, con una estrella de David colgando de su collar, llevando a un presidente Trump ciego con una kipa en la cabeza, dibujada por Antonio Moreira Antunes, caricaturista portugués, que fue condenada por ser antisemita al usar imágenes de propaganda nazi.

 

El Times emitió una disculpa entonces, y según Chappate, el director de la empresa AG Sulzberger informó a los empleados que el rotativo dejaría de publicar caricaturas de colaboradores externos. Pero el comunicado de Bennet anulando toda caricatura política diaria este lunes no menciona ese incidente, y ha rehusado comentar más sobre el incidente con otros medios, incluido el Washington Post.

 

La Asociación Estadunidense de Caricaturistas Editoriales (AAEC) deploró en un comunicado la decisión del Times: “Caricaturistas editoriales a través de Estados Unidos y el mundo de manera consistente, uniforme y vigorosa, han defendido el ideal de una prensa libre frente a los ataques de tiranos, dictadores y demagogos tuiteadores. Pero ahora los caricaturistas están unidos en su indignación al volverse aparente esta semana que el New York Times, de hecho, tristemente ha fallado”. Señaló que la claridad y lo filoso de su sátira es lo que hace que las caricaturas sean vehículos poderosos para expresar una opinión y que “no hay ‘por el otro lado’ en una caricatura editorial” y es “este poder… que pone nerviosos a los editores, pero discontinuar completamente su uso es permitir que la ansiedad se vuelva cobardía”. (This time the failing New York Times really-is failing big time).

 

“Al optar por no imprimir caricaturas editoriales en el futuro, el Times puede asegurar que sus editores nunca más tomen una decisión pobre sobre una caricatura. Editores del Times también han tomado decisiones pobres sobre palabras en el pasado. Yo sugeriría que el diario también opte por no imprimir palabras en el futuro, para estar de lado seguro”, comentó Daryl Cagle, jefe del servicio sindicado Cagle Cartoons, reportó el diario Washington Post.

 

El director de Human Rights Watch, Kenneth Roth, tuiteó que la decisión del Times es desalentadora, y agregó que la cobardía del rotativo dejará un hoyo notable, el cual no podrá ser llenado sólo con editoriales y artículos de opinión.

 

El caricaturista Martín Rowson escribió ayer en The Guardian que esta decisión es una combinación venenosa de cobardía, pomposidad, sobre reacción e hipocresía. Señalando que los cartones políticos han funcionado durante siglos en todo tipo de países, tienen “el poder de confrontar y ofender… por eso, en gran medida, están ahí, como un tipo de magia oscura y simpática disfrazada de chiste”. Por ello están en prisión caricaturistas como Musa Kart, en Turquía, o Zunar, en Malasia, el año pasado, o la razón del asesinato de cinco caricaturistas en las oficinas de Charlie Hebdo en 2015, o porque moneros estaban en listas de la Gestapo para ser asesinados, afirmó.

 

Chappatte escribió: en el mundo enloquecido en que vivimos, el arte del comentario visual es más necesario que nunca. Y también el humor. Recuerda que recientemente algunos de los mejores caricaturistas en Estados Unidos perdieron sus puestos porque sus medios decidieron que eran demasiado críticos de Trump, y que este tipo de cosas también han sucedido en otras partes del mundo. Tal vez deberíamos empezar a preocuparnos. Y resistir. Las caricaturas políticas nacieron con la democracia. Y son retadas al mismo tiempo que la libertad. (https://www.chappatte.com/en/the-end-of-political-cartoons-at-the-new-york-times/). Dibujó una caricatura con una figura afirmando: Sin humor, todos estamos muertos.

 

Algunos caricaturistas y sus defensores cancelaron sus suscripciones al Times, otros se expresaron, pues, a través de cartones, entre ellos una imagen de la parte superior de una edición impresa del Times donde está su cabezal y su lema oficial, Todas las noticias que valen ser impresas, y otra nueva abajo, que aclara: Con la excepción de caricaturas. Esas cosas dan miedo.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario