Imprimir esta página

Banco Central confirma el bajo crecimiento de la economía chilena. Destacado

By Loreto Soler Junio 11, 2019 587 0
La construcción ha mantenido hasta ahora altos niveles de actividad La construcción ha mantenido hasta ahora altos niveles de actividad Photo by Josue Isai Ramos Figueroa on Unsplash

El presidente del Consejo del Banco Central de Chile, Mario Marcel, señaló que “a la luz de la actualización de los parámetros estructurales y la evolución de la actividad y la demanda, la recuperación de la economía no ha sido suficiente para cerrar la brecha de actividad e impulsar la inflación. Por ello, se indica que el Consejo estimó necesario recalibrar el impulso monetario, acción que concentró la rebaja de 50 puntos base de la TPM que decidió en su reunión del viernes 7 recién pasado”.

Las declaraciones las realizó, en el marco de la presentación del Informe de Política Monetaria (IPoM) del mes de junio, ante la Comisión de Hacienda del Senado en Santiago.

 

Marcel asistió a la sesión acompañado del Vicepresidente Joaquín Vial; los Consejeros Pablo García, Rosanna Costa y Alberto Naudon; el Fiscal Juan Pablo Araya; los Gerentes de División Política Monetaria, Elías Albagli; Política Financiera (s), Rodrigo Alfaro; Mercados Financieros (s), Matías Bernier; Estadísticas, Gloria Peña; y de Asuntos Institucionales, Michel Moure.

 

El Informe, disponible en el sitio web institucional, destaca la actualización de los parámetros estructurales que se utilizan para la evaluación del estado de la economía, sus perspectivas y la calibración de la política monetaria.

 

El Informe proyecta que este año la economía crecerá entre 2,75 y 3,5%, rango menor al estimado en marzo (3 a 4%), resultado en que el menor crecimiento del primer trimestre, tiene gran incidencia. Señala el IPoM que en el segundo semestre la economía retomará mayor dinamismo, y que en el 2020 y 2021 la economía crecerá a tasas superiores a las de este año, entre 3 y 4%.

 

La actualización permitió cuantificar el efecto del fuerte flujo inmigratorio de los últimos años sobre el crecimiento tendencial y potencial.

 

Sus resultados muestran que el crecimiento tendencial se ubica entre 3,25 y 3,75% en el período 2019-2028, mientras el crecimiento potencial está en torno a 3,4% para el período 2019-2021. En ambos casos, los valores son 25 puntos base superiores a los previamente estimados.

 

 Por otra parte, la estimación de la TPM neutral también formó parte de esta actualización de parámetros estructurales, indicando que se ubica en un rango entre 3,75 y 4,25%, 25 puntos base por debajo de la estimación previa.

 

Respecto de la inflación, el IPoM reitera que esta se ha mantenido en niveles bajos por un período extenso, ubicándose en torno a 2% tanto en su medida total (IPC) como subyacente (IPCSAE que es el IPC descontado los precios de los alimentos y la energía).

 

En ese sentido, el IPoM señala que la convergencia de la inflación del IPC a 3% se dará durante el 2020, mientras que la del IPCSAE se producirá hacia comienzos del 2021. En ese período, indica el Informe, la brecha de actividad se irá cerrando gradualmente, lo que cooperará en esta trayectoria de los precios.

 

 El IPoM también indica que, la evolución de la actividad en el primer trimestre dio cuenta de una desaceleración respecto de períodos previos, aunque mayormente focalizada en sectores ligados a factores de oferta.

 

Destaca también el menor crecimiento de la inversión en maquinarias y equipos y las exportaciones, que coinciden con el deterioro del escenario externo y una acumulación de existencias que no se ha revertido según lo esperado.

 

En el Informe, se resalta que otros componentes del gasto no han mostrado mayores cambios respecto de lo esperado, en especial el consumo. “La inversión en construcción y otras obras y el consumo evolucionaron de acuerdo a lo esperado, no mostrando cambios en la tendencia de los trimestres previos. Esto con un mercado laboral donde distintos indicadores muestran una mayor creación de empleo”.

 

Ahora bien, la recuperación del crecimiento que se espera considera que los efectos macroeconómicos de la fuerte inmigración irán siendo más patentes, aumentando el empleo asalariado, la inversión y el consumo y los proyectos de inversión que se están desarrollando, tendrán efectos relevantes pues su ejecución no tiene retrasos y se tendrá una importante concentración en los próximos dos años.

 

“La suma de los antecedentes recogidos llevó al Consejo a estimar que para que el crecimiento efectivo logre cerrar la brecha de actividad y se produzca la convergencia de la inflación a la meta, es necesario recalibrar el impulso monetario”. Indica el IPoM, que esa evaluación es lo que se concretó con la reducción de la TPM en 50 puntos base.

 

En el IPoM, el Consejo del Banco destaca que “hacia adelante, el inicio de la normalización de la TPM dependerá de que la inflación se encuentre en un claro proceso de convergencia a la meta”. Señala también el Informe que para esa evaluación del comportamiento de la inflación será especialmente importante la forma en que el mercado laboral absorba el fuerte flujo inmigratorio, la respuesta de la inversión y los desarrollos del escenario externo.

 

 Otros aspectos que se tocan este Informe, resaltan los desarrollos negativos que ha tenido el escenario externo en las últimas semanas, en particular porque la intensificación del conflicto comercial entre Estados Unidos y China ha llevado a una mayor aversión al riesgo, provocando, entre otros efectos, una apreciación global del dólar y una reducción de la mayoría de los precios de las materias primas, incluido el cobre.

 

Sobre los efectos de la guerra comercial, el IPoM menciona que “si bien las proyecciones de crecimiento mundial no tienen mayores cambios respecto de marzo, sí se ha observado un marcado deterioro del crecimiento del comercio mundial, lo que es capturado en la evolución menos favorable que se prevé para las exportaciones chilenas”.

 

También destaca que el menor precio del cobre afecta los términos de intercambio relevantes para Chile, lo que reduce el impulso externo que afecta a la economía chilena.

 

Las proyecciones para el precio promedio del cobre son de US$2,8 en el período 2019-2021 (US$2,9 en promedio en marzo). En el caso del petróleo se prevén precios promedio entre el Brent y el WTI del orden de US$61 el barril para el período 2019-2021 (similar a marzo).

 

Aun cuando los riesgos internos, para la economía chilena están sesgados a la baja, en lo exterior en el IPoM se señala que “una intensificación de los riesgos externos podría llevar a un deterioro abrupto de las condiciones financieras globales, que aun considerando una reacción de los principales bancos centrales, podría tener efectos significativos en la economía mundial y, la materialización de alguno de los escenarios de riesgo externos, podría impactar negativamente en las expectativas y decisiones de inversión locales.

 

En lo interno, el Informe resalta un riesgo respecto de la evolución de la inversión, en particular por la posibilidad que sea menor a la proyectada dada la mayor incertidumbre del escenario externo y los diversos costos asociados a la tramitación de los proyectos de inversión.

 

Finalmente, el Presidente del BCCh destacó que la economía mundial vive un momento delicado, donde se combina una fase de declinación del ciclo con una alta incertidumbre política en las principales economías.

 

Los mercados han encontrado alivio en el cambio de orientación de la política de los principales bancos centrales, pero esta puede ser un factor de riesgos si genera un exceso de confianza que después no se valida.

En esta perspectiva, planteó que nuestro país cuenta con potentes amortiguadores, como la flotación cambiaria, la profundidad del mercado financiero y el anclaje de expectativas. También dispone de espacio para robustas respuestas de política, particularmente de la política monetaria.

“El Banco Central está preparado para enfrentar nuevos desafíos, tenemos la capacidad para identificar cambios relevantes y reaccionar con la rapidez necesaria. Estos son atributos que hemos ido fortaleciendo con el tiempo y que debemos mantener frente a nuevos desafíos”, añadió.

Al concluir su presentación, Marcel recordó que el ámbito específico de acción del Banco Central, es la macroeconomía y, en particular, el control de la inflación y el resguardo de la estabilidad financiera. En este sentido, precisó que la política monetaria puede proveer un amortiguador adicional ante shocks externos, pero no puede blindar completamente a la economía.

“Es importante que entendamos el foco del compromiso del Consejo: mantener una inflación baja y estable, como el principal aporte que la institución realiza al bienestar de los chilenos. La estabilidad que ello aporta al país, debería facilitar el aporte de otros actores al mismo propósito final”, señaló.

Valora este artículo
(1 Voto)
Modificado por última vez en Martes, 11 Junio 2019 12:45

Artículos relacionados (por etiqueta)