Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

En asamblea abierta debaten el rechazo a la reforma curricular en el Liceo Eduardo de la Barra de Valparaíso

By Guillermo Correa Camiroaga Junio 01, 2019 282 0
En asamblea abierta debaten el rechazo a la reforma curricular en el Liceo Eduardo de la Barra de Valparaíso Foto: Guillermo Correa Camiroaga

La Comunidad Educativa del Liceo Eduardo de la Barra de Valparaíso invitó a las porteñas y porteños, hoy viernes 31 de mayo a mediodía, a una Asamblea Abierta para debatir en torno a la Reforma Curricular de los Terceros y Cuartos Medios impulsada por el gobierno de Sebastián Piñera, que en el fondo, manifestaron,  “busca  en forma velada continuar profundizando el proceso de privatización de la educación pública.”

 

A las 12 del día un grupo de docentes extendió un lienzo en rechazo a la reforma curricular, desplegándolo en el frontis de este establecimiento educacional público, que imparte educación secundaria científica-humanista desde el año 1892. El actual edificio donde funciona este emblemático Liceo, ubicado en la Avenida Colón de Valparaíso, fue inaugurado el año 1972 durante el gobierno de Salvador Allende, quien, además, fue un ex alumno del “Eduardo de la Barra”.

 

 

 

 

La Asamblea se desarrolló en el Salón Auditorio del colegio y contó con la presencia de docentes, alumnos, apoderados y habitantes de Valparaíso.

 

En primer lugar intervinieron algunos docentes del establecimiento, explicando a grandes rasgos los contenidos y alcances de esta Reforma implementada, expresando entre otras cosas, lo siguiente:

 

“Nosotros reclamamos y rechazamos esta reforma, porque no le sirve al país, esta reforma solo le sirve a un sector del país, le sirve solo a quienes creen que la educación es un bien de mercado. Nosotros, en cambio, creemos que es un derecho social que asegura la formación de personas integrales (…) No rechazamos aspectos particulares de esta reforma, sino que la rechazamos en su totalidad, incluyendo todos los aspectos que nos han impuesto en los gobiernos anteriores”

 

“Es verdad que esta es una política que viene desde antes, que tiene continuidad, y que viene presentada y envuelta en la libertad de elección, pero esa libertad guarda relación directa con los conceptos del modelo neoliberal, con el concepto de libertad de mercado, transformando a la educación en un negocio más (…) Respecto de las reformas impulsadas no ha existido una discusión democrática, a nivel de país, en donde participen profesores, profesoras, alumnos, alumnas, apoderados, apoderadas. (…) Con las reformas impulsadas se busca transformar a los alumnos y alumnas en consumidores, en sujetos individualistas, en clientes, lo que va en contra del aprendizaje colectivo, de la construcción de los aprendizajes comunitariamente.       

 

 La falta de aportes y recursos que se destinan a la educación pública son otro elemento que es utilizado para estimular la privatización, ya que con el argumento de que los establecimientos son ineficientes y ineficaces, dos conceptos muy utilizados por el mercado, dirán que tienen que intervenir otros sujetos educacionales, estimulando la aparición de las entidades privadas, que solo buscan lucrar con la educación (…) Nosotros hacemos un llamado a realizar una revisión crítica de lo que está sucediendo, no queremos solo salvar horas, queremos salvar los dos últimos años de la educación media, queremos defender la educación pública ante esta amenaza velada de privatización. Como no nos han podido privatizar desde afuera, nos quieren privatizar desde adentro, desde el currículum”.

 

Luego de las intervenciones de los profesores, se abrió el debate a la Asamblea, tomando la palabra en esta reflexión apoderados, apoderadas, alumnos y alumnas, quienes estuvieron de acuerdo en organizarse y buscar mecanismos unitarios que permitan aunar fuerzas y combatir en forma conjunta en contra del poder de las elites.

 

 

Entre las opiniones entregadas desde la Asamblea, transcribo un extracto de algunas de de ellas:

 

“En la comunidad educativa hay distintos estamentos y cada uno de ellos debe tener la suficiente autonomía en sus decisiones, no podemos venir las apoderadas a decir lo que es bueno o tienen que hacer los profesores o los alumnos, esas son decisiones que cada estamento debe tomar, no podemos decir nosotras si es bueno o no que los profesores hagan un paro, si es bueno o no que los alumnos hagan una toma, podemos opinar, sumarnos, pero creo que lo más importante es que  la información sea colectiva, que trabajemos en equipo, en conjunto como comunidad.”

 

 

“Es verdad que somos estamentos distintos, estudiantes, apoderados y profesores, pero debemos trabajar juntos, entendernos como una unidad, y espero que esta instancia nos permita trabajar en conjunto el Paro que se viene, desde nuestra propia diversidad, pero trabajar en conjunto en esta lucha que es de todos y todas.”

 

“Nosotros como estudiantes tenemos nuestras propias demandas, pero deben sumarse a las demandas de nuestros profesores. Tanto a nosotros como a los profes se nos criminaliza cuando nos movilizamos y por eso tenemos que luchar juntos en la defensa de la educación pública.”

 

En un Comunicado del Consejo Gremial de Profesores/as del Liceo Eduardo de la Barra, que fue repartido entre los asistentes, en parte del mismo manifiestan:

 

“1.-La política de construcción del currículum nacional ha carecido de un diálogo democrático por parte de los distintos actores interesados en el quehacer educativo, lo que ha sido asumido por un conjunto de “expertos” o tecnócratas, quiénes han decidido unilateralmente la orientación curricular…”

 

“2.-Esta reforma curricular responde a lógicas de mercantilización de la educación pública, en primer lugar porque concibe al  estudiantado como un consumidor individual y a las unidades educativas como prestadores de diversos servicios…”

 

“3.-(…) En el peor de los casos, esta reforma puede ser una más de las destinadas a demostrar la supuesta ineficiencia de los servicios públicos, para luego justificar la privatización de estos niveles y de la educación pública en general, lo que es coherente con las planificaciones neoliberales…”

 

 

Guillermo Correa Camiroaga, Valparaíso 31 de mayo 2019

Valora este artículo
(1 Voto)

Deja un comentario